Seguramente si estas leyendo esto es porque SOS UN EMPRENDEDOR!!!. Ya generaste tu propio proyecto y lo estas llevando adelante!!

Nuestra intensión no es solamente guiarte en la parte impositiva de tu negocio, sinó ayudarte a entender los pasos a seguir para que tu negocio sea cada día más grande.

Lo primero que tenés que saber es que vos y tu negocio son entes separados. Eso significa que

VOS Y TU NEGOCIO  NO SON LO MISMO 

POR LO TANTO…

NO MEZCLES

Esto significa que los gastos e ingresos tuyos y de tu negocio van por canales separados!

Que lo que tu negocio gana no es tu sueldo y que lo que vos gastas  no son gastos de tu negocio.

La contabilidad, y el orden es  lo que diferencia un negocio exitoso de uno que fracasa.

Los dos puntos básicos que debes conocer a conciencia son:

Los ingresos y Los gastos de tu negocio

Esto te va a dar la  información necesaria para un correcto manejo y gestión de las decisiones sobre tu empresa.

Así vas a obtener un balance de tus ingresos, gastos e impuestos pagados. Además te permitirá fijar la situación financiera de tu negocio y realizar proyecciones acordes a su crecimiento.

Lo recomendable es que ordenes los ingresos de tu negocio de forma cronológica, esto, para constatar lo que entra diariamente en dinero.

Además, siempre guarda una copia de cada operación para asegurar que tus ingresos concuerden con tu facturación al final del día, (hace la caja diaria),  la semana o el mes.

La forma más sencilla y práctica de llevar los registros es  a través de planillas de Excel.

Con respecto a tus gastos es fundamental conocerlos y además saber cómo estuvieron distribuidos ya que no es lo mismo un gasto fijo (por ejemplo el alquiler, que la compra de insumos).

Dicho de otra manera, no conocer los gastos puede llevar a tu negocio fácilmente a la quiebra.

Tener un control de lo que gastas es necesario, puesto que estos pueden llegar a ser más complicados y numerosos que los ingresos. Desde la materia prima, hasta gastos en local, o transporte, los gastos realizados deben ser priorizados por tu negocio.

Recordá: La organización es lo primero.